Últimas tendencias en muñecas sexuales reales

Las muñecas sexuales han existido desde la década de los años 30, época en la cual eran fabricadas de tela. Progresivamente el ser humano se ha visto en la necesidad de irles modificando a fin de satisfacer sus deseos.

En tiempos actuales muchas marcas ofrecen muñecas sexuales hiperrealistas, las cuales han obtenido dicha denominación “hiperrealistas” por el gran parecido con mujeres reales que se les ha dado, pero en cuanto a las últimas tendencias en muñecas sexuales reales; se encuentran los “robots sexuales”.

Los robots sexuales son el resultado de la necesidad de satisfacer los requerimientos psicosexuales de los seres humanos, que no solamente necesitan una muñeca para follar, sino una muñeca para sexo con inteligencia artificial robótica; siendo así como en las últimas tendencias en muñecas sexuales tenemos a Roxxxy.

Roxxxy

En el año 2010 se dio a conocer el primer robot sexual de nombre Roxxxy, la cual poseía 4 tipos de personalidades.

  • La de una mujer experimentada capaz de enseñar a su dueño.
  • La de una mujer con gusto por el sexo duro y capacidad de excitarse mediante el dolor.
  • La personalidad de una joven sin experiencia en materia sexual, que espera ser guiada.
  • Y por último la de una fémina negada a tener sexo, cuya personalidad fue creada con el fin de ser violada; y por ello muy criticada ya que algunos consideraron que era el modo a través del cual se daba cierto permiso a los violadores de simular un delito.

Samantha

El ingeniero en electrónica y experto en computación Sergi Santos es el creador de Samantha,  una robot sexual de ojos verdes y medidas de 90,55,90. La cual fue programada con tres niveles de interacción; familiar, romántica y sexual. Diferenciándose de Roxxxy en cuanto a que la primera robot daba la oportunidad de cambiar de personalidad, mientras que con Sam para alcanzar los niveles romántico y sexual debías pasar primero por el o los anteriores. Por lo que no es posible llegar al acto sexual sin antes haberte familiarizado con ella y haberle seducido.

Para ello cuenta con sensores en cara, brazos, boca, genitales, ano y pezones que se activan con los estímulos externos. Es así como ya en el modo sexual se activa la vibración en su zona genital y por última meta está hacerle alcanzar el orgasmo.

Otro dato curioso de Samantha es que ante la negativa de pasar por cada nivel y solo abordarle sexualmente su sistema se apagará automáticamente.

“Muchas muñecas chinas presumen de lo mismo, pero se reducen a meros mecanismos con sensores en la vagina que al ser penetradas emiten sonidos, pero yo las compararía con esos osos de peluche a los que les aprietas una pata y dicen I Love You”. Sergi Santos. 

Harmony

Es la creación de la empresa Realbotix, cuyo presidente es Matt McMullen. La finalidad de Harmony es complacer a su dueño y para ellos posee un sistema operativo muy distinto a Roxxxy y a Samantha, ya que es operada desde un teléfono móvil o tabla electrónica para programar su personalidad, pudiendo modificar su inteligencia, humor, romanticismo, comportamiento sexual entre otros; de modo tal que su usuario enfatice más una característica que otra según su gusto cuando lo desee. Y como meta a largo plazo Harmony puede ser programada para crear la ilusión de haberse enamorado de su dueño.

En cuanto a las muñecas sexuales reales, las última tendencias hacia las cuales los seres humanos se han inclinado es la creación de muñecas robots o muñecas sexuales que hablan, porque más allá de las necesidades sexuales prevalece la necesidad de interrelación con otros seres, en este caso con muñecas con inteligencia artificial que proporcionan relaciones sin conflictos ni desacuerdos que actualmente pareciere que los seres humanos ya no son capaces de sostener.

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.