Robótica sexual, una realidad en pleno siglo XXI y más allá

La evolución de las muñecas sexuales hasta llegar al nivel robótico de hoy día es sencillamente alucinante. Difícil es creer, que la idea de las muñecas eróticas partió, nada más y nada menos, que de la cabeza de Adolph Hitler en 1941, en plena segunda guerra mundial.

Han pasado 77 años desde 1941 y las muñecas sexuales han sufrido un salto cuántico evolutivo que parte desde las muñecas inflables hitlerianas, hasta los robots sexuales de última generación, pasando primero por las muñecas eróticas inanimadas fabricadas con piel de silicona y esqueletos metálicos, luego las fabricadas con piel de TPE (Elastómeros Termoplásticos) para finalmente convertirse en un producto industrializado muy realista y de consumo masivo, aunque un tanto impersonal, cuestión que se resolvió positivamente cuando por fin se consumó el triple matrimonio entre la robótica, la inteligencia artificial y el mundo de los materiales sintéticos que determinarán una relación más humana con estos fantásticos complementos sexuales.

Podemos afirmar que lo que antes era ficción, hoy día es parte cotidiana de nuestra realidad.

Cuando el futuro nos alcanza 

La revolución sexo-robótica comienza oficialmente con la presentación del prototipo Roxxxy, quién es cariñosa, habla, escupe o traga (según su preferencia) y es incluso capaz de aprender el nombre del usuario. Roxxxy fue presentada en la Adult Entertainment Expo de Las Vegas 2010 y desde allí no se ha detenido dicha revolución y evolución.

Podemos afirmar que lo que antes era ficción, hoy día es parte cotidiana de nuestra realidad.

Para este momento, ya podemos disfrutar de esta suprema experiencia y para que tengáis una clara idea de que va, partiremos muy brevemente de la base informativa de cuatro ejemplos de entidades robóticas sexuales que te dejarán totalmente asombrado.

Se tratan de Harmony, Emma, Samantha y Henry, hechas/os con tecnologías japonesa, china y norteamericana y para no entrar en detalles muy técnicos, simplemente comentaremos los factores comunes entre ellos y algunas importantes adelantos en comparación con las muñecas/os realistas eróticas/os convencionales.

Comenzaremos por decir que la interacción es bipersonal, es decir, nuestra muñeca/o robot posee un sofisticado software debajo del “cráneo” que le permite mantener una conversación con absoluta coherencia, acompañada de convincentes gestos faciales que van desde una inocente virgen, hasta una seductora Shakira. Tienen una personalidad programable a nuestras necesidades (sumisa, dominante, etc.) e incluso pueden manifestar amor o pretender que están enamoradas. En el menú de la aplicación están las diferentes características de personalidad y sus distintas combinaciones.

Y para que no salgáis de vuestro asombro, comentaremos que con la aplicación también se puede modificar la zona genital a placer (tamaño, forma, temperatura). Además, tienen la capacidad de aprender nuevas habilidades y también tus gustos. ¡Sorprendente! ¿Verdad?

La otra ventaja, es que poseen otros movimientos corporales independientes, como brazos, torso y piernas. Lógicamente, estos adelantos inciden en el precio, y éste dependerá del grado de sofisticación que se desee y de la empresa que las produce, así que pueden oscilar entre los 1.800 dólares/euros las más básicas, hasta los 18.000 dólares/euros, las más humanas.

Ahora bien, si eres de los que no escatiman en precios para tener calidad de vida, puedes encargar una robot totalmente personalizada, estamos hablando de lunares, pecas, pezones, ano rosado, tamaño y grosor de las venas del pene, etc., también inclusión de cicatrices e inclusive con vello púbico natural, vista inteligente (reconocimiento de rostros y el nombre de la persona) y en general con un software completo de última generación, para lo cual se deben disponer de unos 25.000 a 30.000 dólares o su equivalente en euros.

Sin embargo, no hay que mortificarse por el precio, hemos recopilado información actualizada y vemos como la compañía Synthea Amatus, creó a la ya mencionada Samantha, una robot sexual que cuesta unos 3.500 euros. Este androide no mueve los labios, la boca y los ojos como los modelos de la empresa 7, pero puede mantener conversaciones y cuenta con sensores especializados en distintas partes del cuerpo. Cada vez que se ejerce una delicada presión en alguno de esos puntos, la muñeca responde con frases picantes e incluso emite gemidos de placer cuando se estimula su punto G y  literalmente puede manifestar un orgasmo.

La compañía Doll Sweet también produce robots sexuales que se pueden controlar por medio de una aplicación. La muñeca, que tiene cuerpo de silicona, interactúa con el usuario y hace diferentes expresiones faciales, sólo cuesta unos 1.800 dólares.

Para aquéllos que deseéis explorar este fascinante mundo y asegurarse de cuán productiva será su inversión, solo debéis hacer una pequeña prueba con una muñeca/o sexual de alquiler y así estaréis más que seguros que la inversión estará ajustada a vuestros requerimientos. En nuestra página sexdollsmodels podréis conseguir vuestro perfil preferido o variados modelos si acaso sois practicantes del poliamor, a un precio muy justo.

Finalmente, haremos un ejercicio futurista, en base a la opinión de algunos expertos en robótica, quienes aseguran que para el año 2050 muchas, muchas personas elegirán como compañeros de cama e incluso como parejas de vida, a estos robots sexuales, hasta el punto de tratar de casarse con ellos. Veremos que para ese año, tendremos androides tan sofisticados que se necesitará de una maestría para diferenciarlos de nosotros los humanos ¿Te parece descabellado? ¡Estos androides ya están en construcción! y en la película A.I. (Inteligencia artificial) dirigida por Steven Spielberg está claramente pronosticado.

Faltan 32 años para comprobarlo, pero no hace falta ser un vidente para saber que esta realidad, literalmente nos está respirando en el cuello, y la recomendación sincera es prepararse para disfrutarlo.

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.