Muñecas sexuales reales; fetiche o realidad paralela

Años atrás hablar de muñecas para tener sexo, era hablar de sexo con muñecas hinchables; especialmente con aquéllas poco o nada sensuales, que daban la impresión de ser un objeto para alguien no muy exigente.

En vista de las necesidades psicológicas y sexuales del ser humano, la fabricación de estas muñecas para adultos ha ido cambiando para evolucionar con la creación de muñecas hiperrealistas, capaces de generar reacciones y pensamientos tan similares a los que cualquier humano podría provocar.

Las muñecas sexuales reales que en el presente se fabrican, son creadas cuidando absolutamente todos los detalles, para que tengan una apariencia humana lo más parecido posible a un ser de carne y hueso.

La piel se ha logrado bastante bien, siendo el TPE -elastómero termoplástico- el material que en textura se asemeja más a ésta, y la silicona el que luce más similar a la piel cuando de fotografía se trata.

  • El cabello; cuidadosamente colocado para generar la impresión visual de crecimiento natural.
  • La expresión del rostro es capaz de transmitir sentimientos.
  • Los ojos tan cuidosamente hechos que hacen sentir que se miren ojos reales, que hablan por sí solos.
  • Labios provocativos y delineados cual labios carnosos.
  • Cuerpo curvilíneo que despierta el deseo de acariciarlo en cualquiera de sus partes.

Sus características  hacen preguntar; sí las muñecas sexuales son un fetiche o una realidad paralela

Basados en el concepto de fetiche sexual como una parafilia que consiste en conseguir la excitación sexual por medio de un objeto determinado; y teniendo en cuenta que las muñecas eróticas se encuentran en la categoría de juguetes sexuales es posible concluir que el placer, excitación u orgasmo provocado por la utilización o sexo con muñecas sexuales, es un fetiche.

Profundizar en el mundo de las muñecas para  tener sexo se puede tener otro punto de vista

Estos juguetes sexuales reciben nombres como el de real doll, o muñecas sexuales hiperrealistas precisamente por el enumerado en el listado de características relativas a su fabricación, hace que se parezcan más a un humano que a un objeto.

Es así como se abre la puerta de la realidad paralela en la que el usuario de las muñecas realistas dota de personalidad propia a su acompañante, haciendo realidad fantasías y recreando con un poco de imaginación no solamente situaciones de índole sexual, sino también de la vida cotidiana; como tomar un café con la real doll, e inclusive poder desarrollar un verdadero afecto, enamoramiento y amor a largo plazo hacia ellas, sin hacer distinción entre lo real y no real en lo que a la muñeca se refiere.

 Y no por ello se estaría hablando de que la persona no es capaz de discernir entre la realidad y la fantasía, sino que en algunos casos como parte del juego con la muñeca erótica se elige hacer una vida teniendo en cuenta como una muñeca sexualmente humana y aumentar la emoción del momento.

Las muñecas eróticas son capaces de generar sensaciones y sentimientos

Vivir un fetiche o realidad paralela, todo depende de la lente con la que se mire; desde el punto de vista muy personal de quien escribe, pensar en el gusto por el sexo con muñecas como un fetiche es enmarcarse en el mundo de las parafilias dando un toque morboso a nuestras propias conductas sin que tenga que verse de este modo; mientras que vivir en una realidad paralela con muñecas sexuales reales, sin abstraerse totalmente de la realidad, le otorga a los hechos y preferencias una visión de sexualidad sana y divertida.

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.